“El amor solo se vive hoy, se desea para mañana, y un día, viejos nos vamos a apagar, pero el amor no”

Daniela a Ángel mientras jugaban a mojarse – se encontraban en plena guerra-

El otro día pude asistir a la presentación del extraordinario libro “Tan largo como la vida” creación del joven  salvadoreño Jairo A. Lara. Ha sido mi primera experiencia y pude darme cuenta de todo el talento que este joven posee, debo admitir que como salvadoreña es un orgullo conocer gente con enorme poder para transformar sus ideas en obras y mostrarlas al mundo para cautivarlos con su historia. No imagino todo el trabajo que tuvo que realizar para lograr semejante proyecto, es algo grande, se necesita de mucho entusiasmo y valentía para llevarlo a cabo; personalmente lo admiro muchísimo porque veo que sí es posible alcanzar nuestros sueños; la idea de escribir un libro me ha acompañado desde que descubrí el amor hacia la literatura pero aún no me he atrevido sin embargo no descarto la idea de realizarlo más adelante y lograr que mis letras puedan llegar a miles de personas en cualquier ciudad del mundo y atraparlos emocionalmente.

La anacronía con la que está hecha la historia es fascinante porque permite dar un flashback al momento de leer y seguir con la secuencia, cabe mencionar que fue muy creativo el autor y muy cuidadoso al momento de escribirla de esta forma.

En este post haré un resumen de dicho libro, donde veremos reflejado en cada palabra el esfuerzo que el autor hizo para mostrarnos esta grandiosa obra:

La obra está narrada en primera persona por el personaje principal, Ángel Alvarado quien es un ex guardia participe de la guerra que El Salvador atravesó en los años 1980-1992. Es un hombre que debido a la situación que se vive en el país tomó la decisión de convertirse en un agente de seguridad terminando de graduarse de bachillerato para poder ayudar a su madre Rosa, que aunque no era su madre biológica era la mujer que le había dado un nombre, techo, amor y una vida, porque fue abandonado en la calle por sus padres (de los cuales no se menciona el paradero) cuando tenía un año de edad en la Villa El Tránsito departamento de San Miguel.

Todo inicia cuando su hija mayor Gema de veintiún años encuentra un cuaderno escrito por Ángel en el tiempo de la guerra, la cual está ansiosa por que le lea uno de los tres cuadernos que él había conservado; en él está escrito todo lo que éste personaje vivió, desde su infancia, las amoríos de adolescente y de su vida en la guerra. Menciona que su única familia en aquel tiempo era mamá Rosa, ella una mujer humilde y trabajadora que pudo criarlo y cuidarlo hasta que decidió viajar a San Salvador para ingresar a la escuela de guardias, donde conoce a Marcelo (su mejor amigo) quien le demostró una sincera amistad y un sentido humano desde el primer día, al brindarle posada en casa de su tía por su estadía en la capital para que pudiera ingresar a la escuela de guardias. Fue entonces que comienza el proceso para formar parte de la guardia nacional aprobando todos los exámenes y requisitos que ésta exigía. Ambos lograron entrar, Marcelo quería hacerlo para acabar con los guerrilleros porque ellos habían matado a su padre quien había sido cabo.

Wool camel Coat Military Look Wool Military Su gran amor de adolescentes había sido Daniela, una joven encantadora con la que experimentó muchas emociones y vivió maravillosos momentos, hasta que un día ella decide irse a Estados Unidos por la crítica situación que atravesaba el país, quiso que Ángel la acompañara pero él no pudo hacerlo porque no quería dejar a su amada mamá Rosa, su partida fue dolorosa para Ángel porque la amaba como a nadie y ella también pero el destino había decidido que no estuvieran juntos.

Tanto Ángel como Marcelo estuvieron en varios ofensivas en diferentes puntos del país; fue cuando en Jucuapa se les había ordenado asistir a un instituto para enseñarles a los alumnos a marchar y mostrarles disciplina, donde conoció a Isamar quien lo enamoró a primera vista y con el tiempo se convirtió en su esposa, madre de sus dos hijas, Gema y Madelyn.

En uno de esos ataques Marcelo muere, por querer rescatar a una niña le dispararon cuatro balazos, fue una pérdida irreparable para Ángel, sus días en la base ya no serían lo mismo, Marcelo tenía un buen sentido del humor y se había convertido como en un hermano para él. Se encontraba lleno de temor como un niño y decidió solo dar un capítulo diferente a su vida, iba a dejar de ser guardia; en esos días aparece Don Moncho (su padrastro) a notificarle que su madre estaba grave, en ese momento deja la base, se despide del sub-sargento y marcha angustiado por ver a su madre. Logra llegar y verla realmente muy mal, él llora sin consuelo al ver a la mujer que le había dado todo su amor a punto de morir, sin embargo no falleció ese día sino luego de tres meses de haberse casado con Don Moncho, sufrió  un ataque al corazón.

Es así como finaliza la historia que se encontraba impregnada en esos cuadernos; Gema consigue una beca para estudiar en el extranjero y parte a Italia, quien desde allá les escribe para recordarles cuanto los extraña.

Un día Ángel narra que se encuentra perdido, sin auxilio y sin ninguna respuesta a lo que había sucedido, la vida ahora le arrebataba a Isamar y Madelyn en un accidente, queriendo arrancar todo ese dolor que dicha pérdida le provocaba; había sufrido en el pasado pero ahora estaba sufriendo aún más.

Gema había dejado el curso en Italia para asistir al funeral de su madre y hermana; Ángel ahora solo tenía una persona por la cual seguir, era su amada hija Gema, quien se encontraba devastada también y no encontraba consuelo. Ambos no saben cómo superar ese dolor, los recuerdos los ahogan pero saben que están juntos para apoyarse el uno al otro.

Habían pasado cuatro meses y Ángel aún no se acostumbraba al silencio que su casa transmitía siente que los días van tan largos como la vida; Gema había regresado a la escuela en Italia porque le habían dado la oportunidad de reponer las clases y reincorporarse de nuevo; se disponía a calificar los exámenes de sus alumnos pero lee una carta que le ha enviado Gema de hace un día donde le escribe para agradecerle por aquellas noches en que le consolaba y para pedirle que cuide siempre ese jardín que les encantaba a todos.

Va al cuarto y se cambia de ropa para disponerse a limpiar el jardín porque estaba un poco descuidado, cuando alguien toca la puerta, acude y es una niña quien le pregunta si su nombre es Ángel Alvarado no dice más nada y sale corriendo sin explicación; regresa al patio y le reconforta ver que el jardín luce como a ellas les hubiese gustado, luego de un rato tocan la puerta nuevamente, imagina que es la misma niña, asiste, pero quien está frente a él es Daniela.

Fue asombroso deleitarme con la lectura de este gran libro, el lenguaje utilizado es tan propio, transmite parte de nuestra cultura y no se pierde nada de lo que es realmente ser salvadoreño coloquialmente hablando; es una mezcla de emociones en cada párrafo, te hace vivir el momento y trasladarte al pasado al mismo tiempo a través de la historia, tiene una forma espectacular para describir cada detalle eso me encanta porque permite visualizarte una imagen y lo que es mejor imaginarte todo con tan solo leer, desde mi punto de vista es lo mejor que un autor puede lograr para sus lectores, transmitir sentimientos, emociones y hacer que los vivas junto a los personajes. Es un libro donde combina cada sensación con un toque de ternura por muy graciosa o angustiante que fuese siempre va acompañada con un poco de humor; siempre he creído que cada autor coloca una parte de sí al momento de escribir, al parecer Jairo no fue la excepción y nos permitió conocer más de él a través de su obra.

El amor hacia la familia se ve impregnado en la historia, la calidad de amistad que puede surgir ante un desconocido, el dolor, la aflicción y la angustia por las que tiene que atravesar en ciertos momentos de su vida, donde muchas veces no consideró ninguna respuesta a todas las preguntas que le surgían y cae en desesperación pero sin perder la esperanza arraigándose a los recuerdos para poder vivir; todo eso fue por lo que tuvo que atravesar Ángel, no fue el final que hubiese imaginado pero me encantó, porque eso lo vuelve exquisito y te conmociona verdaderamente. La trama fue realmente fantástica porque enlaza historia con realidad y/o ficción, porque hasta cierto modo podría asumir que esa historia para mí puede ser real  pero no lo sabemos.

Es por ello que me encanta navegar en el mundo de las letras, descubrir lo que cada autor quiere mostrarme es una sensación inexplicable.

Wool camel Coat Wool Military Military Look Felicito en gran manera a Jairo A. Lara por enseñarme que todo es posible si se desea alcanzar, también por las tremendas frases que nos regaló en esa historia, son de esas que te transmiten sabiduría y te hacen reflexionar de ciertos hechos o sucesos por los que ya pasaste, yo me identifiqué con muchas y las conservaré siempre en mi memoria.

Espero que puedan leerlo y que la historia pueda transportarlos a vivir muchas emociones, ¡se los recomiendo!, acá dejo el link para visualizarlo online

http://www.amazon.es/largo-como-vida-Jairo-Lara-ebook/dp/B0180ZMX6K

Y no podía dejar de mencionar que fue un enorme placer conocer a Jairo y haber aprendido tanto de él, a través de su libro, gracias por ofrecernos tan fantástica historia espero ansiosa por su próxima publicación, quiero hacer énfasis que tiene desde acá alguien que lo admira mucho y que lo apoyará en lo que fuese necesario.

Presentación del libro – Metrocentro San Miguel, El Salvador (20.12.15)

Sigamos imaginando y creando, haciendo de nuestras ideas algo tangible, algo grandioso, donde aceptar el desafío signifique: transmitir emociones.

Hasta pronto, estimado lector.

Military Wool camel Wool Military Coat Look
Advertisement
Anuncios

Responder